Las energías renovables son cada vez más populares en el mundo actual, hambriento de electricidad. No es de extrañar; con cada vez más gente consumiendo dispositivos electrónicos, necesitamos encontrar más formas de obtener electricidad sin depender de los combustibles fósiles. La energía renovable se define como cualquier recurso natural que se repone constantemente mediante actividades humanas sostenibles. El uso de energías renovables tiene muchas ventajas sobre las fuentes de energía convencionales. No sólo ayudan a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, sino que también reducen la dependencia del petróleo extranjero y ayudan a crear nuevos puestos de trabajo. Para conocer las ventajas del uso de las energías renovables, siga leyendo…

¿Qué es la energía renovable?

La energía renovable es cualquier forma de energía derivada de procesos naturales que no destruyen los recursos sino que los reponen. La energía renovable se deriva de procesos naturales que incluyen la luz solar, el viento, las mareas, el calor geotérmico, las corrientes térmicas oceánicas, la radiación solar, los vientos, la biomasa y el calor hidrotermal. Los recursos energéticos renovables también pueden derivarse de las plantas, los animales, los minerales oceánicos y el trabajo humano o animal. Las fuentes de energía renovable se invocan generalmente para conservar el medio ambiente, para satisfacer las necesidades humanas sin agotar los recursos naturales y para promover el desarrollo sostenible.

Tipos de energía renovable

– Solar – Una fuente de energía renovable derivada del sol. La energía solar puede utilizarse para producir calor, luz o electricidad. Las células solares convierten la luz en cargas eléctricas para generar electricidad. – Viento – Un tipo de energía renovable que se produce por el movimiento del aire. Los aerogeneradores pueden utilizarse para producir electricidad o para accionar maquinaria. – Mareomotriz – El movimiento del agua en las zonas de mareas puede aprovecharse para producir energía. – Geotérmica – El calor de la corteza terrestre puede utilizarse para generar energía. – Fotosíntesis – Es el proceso por el que las plantas toman la energía de la luz y la convierten en energía química para mantener el crecimiento de todos los organismos vivos. – Biomasa – Es la materia orgánica derivada de las plantas que se utiliza como fuente de energía. – Hidroeléctrica – Es la energía derivada del agua producida por el movimiento del agua.

Energía solar fotovoltaica

La energía solar fotovoltaica puede utilizarse para generar electricidad a partir de los rayos del sol. La energía fotovoltaica es el método más común de electricidad solar. En este sistema, las células fotovoltaicas absorben los rayos del sol y los convierten directamente en electricidad. Las células fotovoltaicas suelen estar hechas de silicio, selenio o cadmio. Estas células pueden montarse en los tejados de las casas o en paneles solares que se utilizan para generar electricidad.

Energía eólica

Las turbinas eólicas pueden utilizarse para generar electricidad. Al igual que las células fotovoltaicas, estas turbinas convierten la energía del sol en electricidad. Estas turbinas se montan en torres altas y se utilizan para captar la energía cinética del viento. Los aerogeneradores pueden utilizarse para generar energía eléctrica o para producir energía mediante el uso de un parque eólico.

Recursos de conversión de residuos en energía

Se trata de un método para generar electricidad a partir de materiales de desecho orgánicos. Los residuos se descomponen primero para que puedan servir de fuente para el crecimiento de bacterias que producen gas metano. El gas metano se utiliza entonces para generar electricidad. Las plantas de conversión de residuos en energía suelen estar situadas cerca de las ciudades para tratar las grandes cantidades de residuos orgánicos que éstas arrojan. Las plantas de conversión de residuos en energía tratan tanto los residuos sólidos como los líquidos y producen electricidad a partir del gas metano producido biológicamente.

Hidroelectricidad

La energía hidroeléctrica se deriva del movimiento del agua. El agua se bombea desde los ríos o los océanos y se almacena en embalses. Cuando se necesita electricidad, el agua se libera a través de turbinas, que generan electricidad. La hidroelectricidad es la forma más limpia y abundante de energía renovable.

Biomasa para la energía

La biomasa es la materia orgánica procedente de los cultivos, los árboles o los residuos animales. Esta biomasa puede utilizarse para producir electricidad, calor o fertilizantes. La quema de biomasa emite dióxido de carbono a la atmósfera, pero esto es una preocupación menor con la biomasa que con los combustibles fósiles.

Conclusión

La energía renovable es una fuente de energía creciente y ampliamente disponible que proviene de recursos que son renovables y que no se pueden extraer ni quemar. Esto significa que no es necesario excavar en busca de recursos, perforar en busca de petróleo o quemar combustibles fósiles para obtener electricidad. Esta fuente de energía es respetuosa con el medio ambiente y reduce la contaminación. Los principales tipos de energía renovable son la solar, la eólica, la hidroeléctrica, la nuclear y la biomasa. La energía solar es una fuente de energía renovable porque el sol está siempre disponible y no se agotará pronto. Los aerogeneradores pueden utilizarse para alimentar hogares, coches y barcos. La hidroelectricidad proviene del agua en movimiento y es renovable porque siempre está ahí. La energía nuclear es una fuente de energía limpia y renovable que puede producir electricidad sin emitir sustancias químicas nocivas al aire.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.